Sillas De Tule Morales

Sillas De Tule Morales

Artesanía con historia y tradición

Por: Fátima Cuevas

Jerez está lleno de personas talentosas, en esta ocasión entrevistamos al señor Daniel Morales Espinoza, quien se dedica a la elaboración de sillas de Tule, él comenzó a los 20 años en este oficio, siendo aprendiz de su papá quien fuera el encargado de enseñarle esta artesanía, quien a su vez la trasmitió a hijo, su nuera y su nieto, que son quienes le ayudan en su taller, convirtiendo a sillas de tule Morales en un negocio 100% familiar.

            El señor Daniel nos mostró un poco de lo que él realiza, enseñándonos el proceso que se sigue para la elaboración de dichas piezas: primero es el armado de lo que será la silla, las patas, y el respaldo, una vez que esto está listo llega el momento de pintarlo y hay que esperar a que la pintura seque. Aparte se tiene que poner a remojar el tule para después sacarlo en tiras largas, tienen que salir 3 tiras por cada palito, si no se van utilizar las tiras en el momento, se amarran y se reservan para comenzar a tejer cuando se requiera, torciendo el hilo para lograrlo

. El tiempo de elaboración depende del tamaño de la pieza que se desea obtener, una silla de tamaño promedio esta lista en aproximadamente dos a tres días. Sillas de Tule Morales ha participado en varios concursos con algunas de sus elaboraciones, desde sillas muy pequeñas hasta sillas muy grandes, obteniendo varios primeros lugares y reconocimientos, además gracias a su trabajo han recibido algunos apoyos que les ayudan a seguir manteniendo su local y crear más piezas.

El señor Daniel nos dice que a lo largo de los años, el cambio más notorio que ha visto en cuanto a la elaboración de las sillas de tule, es que antes la gente solo las pedía en un solo tamaño, que eran como sillas para niños y ahora, ya se realizan en muchos tamaños y estilos, además la introducción de nuevas herramientas que agilizan el proceso, ha sido un cambio muy importante.

Un dato interesante que nos compartió el señor Daniel es que aparte de ser conocido por realizar sillas de tule, también elabora máquinas de tortear, y cabe resaltar que mucha gente también lo busca por esta elaboración, nos comenta que esto, es algo que también aprendió de su papá. El mejor recuerdo que el señor Daniel alberga es que su papá le haya enseñado este oficio tan bonito y que además él tenga la oportunidad de compartirlo con su hijo y su nieto. Es así como no solo vamos conociendo poco a poco sobre las artesanías de nuestro pueblo mágico, sino también a su gente y la historia de la misma, porque todo lo que rodea a Jerez es lo que lo hace verdaderamente mágico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *