Nieves La Ermita Una Dulce Tradición

Nieves La Ermita Una Dulce Tradición

Por: Fátima Cuevas

Aproximadamente a 15 minutos de la cabecera municipal de Jerez, se encuentra la localidad de Ermita de Guadalupe, un pueblo pequeño que alberga uno de los sabores más conocidos y exquisitos de la región, nos referimos a la tradicional nieve de la Ermita cubierta con su rica mermelada de fresa o guayaba y si tu aun no la has probado entonces te invitamos a que leas esta nota y te conozcas de su gran sabor.

            El señor Ubaldo Landeros Botello pertenece a la 3ra generación de la familia Landeros que se han dedicado a este bello oficio. Él nos platica que nieves la Ermita comenzó desde 1969 con su padre y madre, a quienes la necesidad los hizo ser creativos e innovar dicho producto para salir adelante, ellos comenzaron vendiendo raspados en el jardín principal de la Ermita y posteriormente fueron modificando su producto a base de prueba y error hasta llegar a la tradicional nieve la ermita, la cual es de sabor vainilla cubierta con mermelada de fresa o de guayaba.

Nieves la Ermita cuenta con 3 sucursales en la Ermita, una en Guadalupe, una en Zacatecas y puestos semifijos en Jerez, además tienen aproximadamente un total de 30 trabajadores y la producción que sacan a la semana varía según la época del año, pero en tiempo de calor hacen entre 600 y 800 litros de nieve por semana.

El proceso que siguen para la elaboración de su producto comienza a las 5:00 horas pasteurizándolo, para posteriormente añadirle sus ingredientes secretos, de igual manera ellos también elaboran las mermeladas con las que se acompaña a esta deliciosa nieve, este proceso que es desde elaborar la nieve hasta avanzarle para el día siguiente termina a las 13:00 horas tras culmina la primera parte del proceso, la segunda inicia desde las 8:00pm hasta las 11:00pm que es cuando llegan las camionetas después de un día de trabajo y se tiene que lavar y desinfectar todos los utensilios, incluyendo las camionetas.

A pesar de que la nieve que los ha dado a reconocer a nivel Estado es la tradicional de vainilla, nieves la Ermita ha ido involucrando nuevos sabores como lo son: Nuez, fresas con crema, café, choco chips, galleta, fresa, coco, queso y mango.

El mejor recuerdo que el señor Ubaldo alberga lo hace recordar el inicio de este negocio familiar, cuando le ayudaba a su mamá y a su papá a elaborar los raspados, la mermelada y a empujar el carrito que en un inicio utilizaban para vender su producto. Nieves la Ermita es un negocio 100% familiar y se sienten muy orgulloso de haber continuado con la tradición que ha pasado de generación en generación, reconociéndolo como un logro que viene desde sus padres, además de con esto poder representar a su región a través de un producto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *