CONFECCIONES MURILLO “ARTE FAMILIAR”

CONFECCIONES MURILLO “ARTE FAMILIAR”

Por: Fátima Cuevas

El municipio de Jerez es conocido por sus bellas tradiciones y por la algarabía que envuelve al lugar, es por eso, que en este bello pueblo mágico, se realizan unos de los mejores trajes charros de México, y para conocer un poco más acerca de esto, entrevistamos a confecciones Murillo, a quienes su descendencia los coloca como los primeros en crear trajes charros de la región.

            El señor Víctor Murillo Márquez, nos comenta que confecciones murillo es un negocio 100% familiar que lleva en el mercado más de 80 años, siendo ya la cuarta generación que aprende y atiende dicho negocio. El señor Víctor nos dice que todo inicio con su abuelitas quienes cosían ropa de dama, posteriormente sus abuelos se introdujeron al mundo de la costura y comenzaron a crear trajes para hombre, y así fue como nacieron los trajes charros de la región.

            En la actualidad hay muchos estilos de trajes charros, pero uno de los primeros que se usaron fue el traje de cinta soutache, posteriormente se introdujo el traje charro de gamuza, y en la actualidad hay muchas más variaciones como bordado con hilo metálico, de canutillo o con herraje albahaca baño de plata. Es de destacar que en confecciones murillo, todos sus materiales son de la más alta calidad, pues siempre buscan la perfección en su producto. El traje más costoso que pueden encontrar en este lugar es el de canutillo bordado a mano con herraje albahaca baño de plata que sale en aproximadamente 24 mil 800 pesos, y también está el más económico que es el traje de media gala.

            La calidad con la que confecciones Murillo trabaja, le ha dado renombre no solo a su negocio familiar, sino también al municipio, haciendo que gente del espectáculo y algunos famosos viajen hasta nuestro pueblo mágico para adquirir uno de estos trajes, tal es el caso del hijo de Pedro Infante, Antonio Aguilar, las reinas de Zacatecas, entre otros.

            Confecciones Murillo tiene una producción aproximada de cuatro o cinco trajes charros por semana, con ayuda de 12 personas que laboran en dicho lugar. Además han participado en algunos concursos y exposiciones con sus creaciones, obteniendo varios reconocimientos que aluden su trayectoria. El señor Víctor expreso que para ellos es un gran honor elaborar la vestimenta charra, ya que es un icono representativo de nuestro hermoso México.