«BOTINES JEREZANOS» Creación llena de Tradición

«BOTINES JEREZANOS» Creación llena de Tradición

Por: Fátima Cuevas

Jerez se caracteriza por ser un municipio lleno de costumbres, tradiciones y bellas artesanías, entre las cuales destaca la creación del botín jerezano o botín charro, creado por la familia Carrillo, quienes con esfuerzo y dedicación realizan este icono representativo de este bello Pueblo Mágico.

La familia Carrillo inicio con este oficio aproximadamente en el año de 1916 y se han ido transmitiendo los conocimientos entre los integrantes, hasta llegar a la cuarta generación de miembros que se dedican a la creación del botín jerezano, en donde su principal interés es hacer las cosas bien, con materiales de calidad para que el cliente se lleve la mejor satisfacción, sacando una producción aproximada de entre 50 y 100 pares de botines por semana.  

            El señor Ramón Carrillo Castro, nos mostró los pasos y el proceso que siguen para crear un botín charro, el cual inicia en una máquina que utiliza moldes para crear el estilo, contando con 3 diferentes; una vez cortada la piel, se le añade el resorte; posterior a esto, se rebaja la piel con ayuda de unas máquinas para que no quede gruesa y pueda coserse con más facilidad; a continuación se cosen los cortes del zapato; una vez hecho esto se sigue el proceso en una horma de baqueta, que viene junto con el montado o forjado y se deja secar en un lapso de 2 horas, una vez seco montan las puntas; enseguida se le coloca la espina dorsal, pieza fundamental para que el calzado no se desarme o desbarate.

El proceso para crear un botín charro continua con la colocación de las suelas y se clavan los tacones y se le agrega una plantilla para que los clavos no molesten el talón; posteriormente y con ayuda de una maquina con lijas, se le da un acabado mas fino al tacón del botín; y por último se le saca la horma al zapato y se le dan los últimos toques con pintura y brillo.

La familia Carrillo sigue conservando la realización del botín jerezano manualmente, siempre buscando la calidad de su producto y en la preservación de las tradiciones, calzado conocido ya a nivel internacional.

El señor Ramón Carrillo Castro, se siente muy orgulloso de poder pertenecer a una familia que ha dejado a sus generaciones con el paso de los años este legado tan importante, y ahora él lo sigue conservando con sus hijos y sus nietos, siempre recordando a sus antepasados con mucha felicidad y orgullo.

La Familia Carrillo creadores del botín charro, hoy en día conocido como botín jerezano, una creación llena de tradición.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *