Arracada Jerezana Singular Joya Artesanal

Arracada Jerezana Singular Joya Artesanal

Por: Fátima Cuevas

Jerez no solo es conocido por su arquitectura y la calidez de su gente, sino también por su artesanía, y cuando mencionamos esta palabra no podemos evitar pensar en la famosa y reconocida arracada jerezana, la cual se ha convertido en un icono representativo de la cultura del Pueblo Mágico y del país.  Es por eso que decidimos entrevistar a la familia García, quienes se dedican a la orfebrería desde hace ya 5 generaciones y quienes son los creadores de esta singular joya artesanal.

     La palabra arracada es un sinónimo de candonga, la cual significa media luna, tiene su origen en el medio oriente, para los pueblos de aquella región, la luna tenía un significado simbólico, y es así como  trataban de representarla de varias maneras, incluyendo el arte de la joyería.  Tras la conquista de los moros, se va moviendo esta disciplina de la orfebrería a través de los pueblos y regiones, adquiriendo en cada una su estilo particular. La primera joyería de la familia García se fundó en 1890, y actualmente cuentan con alrededor de 10 talleres ubicados en el municipio de Jerez, Nochistlan y Aguascalientes, cabe resaltar que cada taller es independiente, pero todos forman parte de la familia García.

     La arracada jerezana cuenta tradicionalmente con 11 tamaños diferentes, aunque en la actualidad y debido a los pedidos de los clientes se fabrican en ocasiones un poco más pequeñas o más grandes.

Cada uno de los tamaños tradicionales de la arracada tiene un significado que la gente de antaño le fue dando. Los más pequeños representan la niñez, cuando se bautizaba a una niña jerezana se le obsequiaba su primer par del número 1 o se heredaban de la abuela o la madre; otra de las tradiciones es que cuando se pedía en matrimonio a una muchacha, aparte del anillo de compromiso, se le obsequiaba un par de arracadas jerezanas del número 7 para formalizar el matrimonio. Es así como el tamaño va cambiando según va creciendo la mujer jerezana.

 Otro dato interesante es que años atrás la arracada del número 10, también conocida como la arracada clasista, era utilizada únicamente por las mujeres que pertenecían a la clase alta o adinerada del pueblo.  Cada tamaño tiene un diseño diferente, que va combinando con la edad, es decir que entre más grande el tamaño más coqueto es el diseño.

Una de las nuevas tradiciones en el uso de las arracadas, fue creada por las personas jerezanas que residen en Estados Unidos, portándolas como un símbolo de pertenencia hacia su pueblo de origen.

La arracada jerezana ha logrado obtener el primer lugar en varios concursos a nivel estatal y nacional de artesanía; se encuentra también exhibida en el museo de la filigrana en Italia y tiene un reconocimiento como parte de un patrimonio mundial.

     Héctor García López y Jesús Octavio García, se sienten sumamente orgullosos de pertenecer a una familia que posee una identidad cultural, lo que través de los años con su dedicación y esfuerzo ha dejado un legado para su pueblo, como lo es la arracada jerezana y en general el trabajo de orfebrería. La arracada jerezana hoy en día se ha vuelto un icono representativo de la cultura de Jerez, al grado de que la imagen de las arracadas, se plasma en blusas y prendas de vestir y se recrea en collares, anillos o pulseras, haciendo alusión a la bella artesanía del lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *